jueves, 30 de septiembre de 2021





 Y qué bien sientan unos días de amigos, de conocer, de risas y silencios, de adentrarte en una Galicia de  castaños, robles y águilas. He regresado renovada y con muchas ganas de seguir adelante con los proyectos empezados. "Mujeres de hojalata" avanza muchas posiciones en Amazon, mientras el curso online "No valgo para vender", crece en alumnos y felicitaciones. ¿Se puede pedir más? No, por eso doy gracias cada mañana. 

miércoles, 8 de septiembre de 2021

Una tarde compartida y feliz


 

Hay ocasiones en las que es imposible que algo salga mal, y la tarde del viernes fue una de ellas.
Nos visitó Eloísa Martínez Santos para darnos una charla sobre mujer y Literatura; también nos habló de su última creación, la novela "Mujeres de hojalata". Todo resultó perfecto: el recinto (el patio de la Casa de la Cultura), el público (numeroso, atento, interesado) y, por supuesto, la ponente y su ponencia (amena, didáctica, divertida).
Ya era un motivo de alegría el retomar la normalidad con actividades presenciales, que además acabará siendo una tarde redonda ya fue, parafraseando a nuestro emérito, un motivo de orgullo y satisfacción para todos los que participamos en el evento.
Lobelia os da las gracias a todos.
281
Personas alcanzadas
27
Interacciones
Puntuación de distribución
Promoción no disponible
Tú y 17 personas más
1 comentario
Me gusta
Comentar
Compartir

Mujeres de hojalata convenció.


 El momento más esperado de un autor, es la firma de libros. Ayer viví una de esas tardes que no se olvidan.

Arropada por el ayuntamiento de Valdetorres y Lobelia, club de lectura, tuvo lugar una charla de autor sobre la trayectoria de la mujer como escritora.
Más de cincuenta personas participaron en el acto.
Gracias al alcalde de Valdetorres, José María, a Carmen y Sacramento, presidenta y secretaria de Lobelia y a cada uno de los asistentes porque de todos me llevo su cariño y les agradezco su acogida.

lunes, 6 de septiembre de 2021


 Empezamos curso con algunos alumnos online a punto de finalizarlo. Ellos y yo satisfechos del resultado. 


Comenzamos nuevo curso con la agenda a tope de presentaciones y proyectos. Mujeres de hojalata avanza cada día un paso más. Se lo merecen las Arrellano.  

Gracias.

 

La familia que lee unida, así permanecerá. Gracias por enviarme esta bonita foto. 

No hay peor error en un vendedor...

 

No hay peor error en un vendedor que confundir servicio con servilismo.  Lo primero nos lleva a la cima, mientras que lo segundo nos hunde en la percepción del cliente, ¿quién va a tomar en cuenta a una persona que se humilla así misma con la palabra y las reverencias? Ay de esos vendedores que a todo dicen sí, que esperan horas, que no se atreven a hablar de precios, por si el cliente se echa atrás. 

Mejor que busquen otro trabajo lo antes posible. 
Claro que, otra opción es que se compren el curso online No valgo para vender o al menos, que lean el libro con el mismo título. Les auguro un cambio muy favorable en su manera de comportarse delante del cliente. La humildad no está reñida con el respeto a uno mismo, al contrario. 

jueves, 2 de septiembre de 2021


 Con ganas de lluvia se presenta septiembre. La tierra lo agradecerá, aunque, como ha llegado con tanta fuerza, no lloverá a gusto de todos.

Feliz con la cosecha del mes de agosto. Ha sido prolijo en entrevistas en diversos medios, tanto para "Mujeres de hojalata", como para "No valgo para vender". Y seguimos abriendo camino, esperando a que los alumnos se incorporen en estos días al curso online de ventas y que los lectores se multipliquen. Mi ilusión permanece intacta. Me he propuesto llegar a mi objetivo y lo conseguiré. 

Y aquí os dejo los enlaces de las entrevistas, en ellas conoceréis lo que opino sobre los vendedores, la venta, mis personajes y mi trayectoria.  Y vamos a por el comienzo de curso que siempre ejerce un atractivo especial. 

Mis libros y yo


 Cuando desmantelé mi casa, me horrorizaba  tener que encerrar los libros en caja y amontonarlos en un guardamuebles o en algún rincón de Nueva Visión. Decidí que tenían que seguir vivos y a mi vista, así que, instalé en mi despacho viejas estanterías que no recibían uso alguno y las llené de libros, incluso los armarios que contenían archivos obsoletos, todo fuera, mis libros necesitaban espacio para seguir vivos. 

Ahí dejo una pequeña selección de los cientos que componen mi biblioteca. Soy lectora desde la niñez y en esos objetos de papel, he encontrado aventuras, amores, conocimiento, sorpresas, sabiduría e incluso, en momentos muy especiales, he sentido, a través de un autor muy inspirado, la presencia de Dios. 

La lectura me llevó a la escritura, mi respiración espiritual, ¿comprendéis por qué no podía enterrar lo que tanta vida me había dado? Tengo que tocarlos, releer de vez en cuando, saber que están frente a mí, observándome, inspirándome ideas. Los libros son compañeros fieles, amigos leales, de los que siempre responden, de esos con los que puedes contar cuando necesitas claridad de ideas y serenidad en el corazón. 


jueves, 20 de mayo de 2021



Hoy he despertado con una buena noticia, Mujeres de hojalata estrena versión ebook (Kindle) en Amazon. Qué ilusión sentir que mis mujeres han subido un escalón más. Gracias a los lectores porque ellos son los auténticos protagonistas de esta historia.

Aquí tienes el enlace, por si quieres echar una ojeada 

martes, 11 de mayo de 2021









 Recuerdos inolvidables de un día que lo fue. Mi primera novela gozó de una presentación de lujo, gracias a la generosidad de Covadonga y José, dueños de Finca los Ángeles, en Valdetorres. El cariño que pusieron se notaba en cada detalle, y el cocktail, que no pude degustar, porque afortunadamente estuve firmando libros todo el tiempo, una vez acabadas las intervenciones de Clara Redondo, escritora y de Aurelio Rodríguez, poeta y profesor de historia, según todos los comentarios, alcanzó la categoría de excelente. Si tenéis algo que celebrar, recordar este nombre: Finca Los Ángeles, merece la pena.  


 He leído hace días una frase que recalca mi convencimiento sobre la actitud y su prioridad absoluta en el mundo comercial. Dice así:


"Como está aceptado desde los años 70 del siglo pasado, de poco sirven los conocimientos y habilidades sin el concurso de las actitudes". Por eso lo repito en cada texto, por eso insisto dándole mucha importancia; por mi propia convicción en que sin una actitud triunfadora, es imposible alcanzar el éxito.

Y aquí viene la famosa pregunta de si el vendedor nace o se hace. Contestada treinta años atrás, mi respuesta hubiera sido que de ambos he conocido, Agrupaba a mis alumnos en vendedor emocional o técnico. Sin embargo, y aún convencida de ello, hoy respondería que la tarea del vendedor ha variado considerablemente, y que es complicado desarrollar con éxito un trabajo tan complejo y delicado como el de ventas, sin un aprendizaje continuo, y sin la aplicación de una mente abierta a las nuevas formas de trabajo que la tecnología ha puesto al servicio de los comerciales.

Voy a recalcarlo porque lo considero vital. En la actualidad, el don de gentes sigue siendo apreciado, pero ya no es suficiente para granjearnos la fidelidad de los clientes. Tenemos que aportar argumentos sólidos comerciales y técnicos. Eso se consigue aprendiendo y mejorando cada día.

Y a los que aún creen que no valen para vender, les pido que se animen a seguir los más de veinte videos en los que expongo los fundamentos primordiales de la venta. Un coste muy pequeño para un resultado que dará un vuelco a la idea de lo que realmente es vender.
#ventas
#novalgoparavender
#sivalesparavender
#clientessatisfechos
#clientesfelices

jueves, 29 de abril de 2021


Ya estamos en la línea de salida. El curso online basado en el libro "No valgo para vender", es una realidad que ha echado a andar con los primeros alumnos. 

En más de veinte videos, comparto con los alumnos toda la experiencia acumulada en cuarenta años de profesión. Me gusta la enseñanza, me gusta el trato con clientes y alumnos, lo disfruto de principio a fin. Cada taller, charla y curso impartido, lo considero el trabajo más gratificante y mejor hecho de mi trayectoria. Ahora, repasar los cuestionarios, conocer online a las personas que aún piensan que no valen para vender y hacerles cambiar de opinión, es una  satisfacción que tomo con la misma ilusión y entusiasmo que cuando comencé. 

Si crees que no vales para vender, ¿ a qué esperas para matricularte? Una mínima inversión que te aportará pingües beneficios a corto, medio y largo plazo.  Sí vales para vender, sólo tienes que descubrirlo. 

https://www.cursosvision.com/course/view.php?id=3


 


 
Regresaba de vacunarme, hoy tocaba la primera dosis de las tres que Pfizer recomienda. Buff, como para hacer demasiado caso si cada día nos cuentan algo diferente. Decía que regresaba del hospital cuando me he topado con esas dos margaritas y he pensado si los jóvenes, seguirán arrancando pétalos, como hacíamos los de mi generación, para enterarnos si la persona que nos quitaba el sueño nos correspondía o no.  Si, no, si, no, si, no, y el corazón se alegraba o se entristecía por el dictamen de la caprichosa flor, a la que nosotros, sin piedad alguna, arrebatábamos su ya breve existencia, para jugar al me quiere o no me quiere.

Sí, no, si, no, ¿estaré inmunizada con las dos primeras dosis o esto será como lo de la margarita?


viernes, 23 de abril de 2021

Curso on line "No valgo para vender"

Ahora el curso es on line, pero igual de entretenido y constructivo, no hay una sola pregunta que no obtenga respuesta. Sí vales para vender. Sólo necesitas descubrirlo. 
 


 "Y me la llevé al río, creyendo que era mozuela..." Feliz día del libro sin feria ni firmas ni nada de nada. 

Ya no estás más a mi lado, corazón.

 

Así decía el bolero que escuchaba Lázaro cuando la muerte le sorprendió. "Y en el alma solo tengo soledad". Esa soledad que se incrusta hasta llenar el alma de culpas. ¿Y por qué no haría esto... y lo otro y porque le dije o le dejé de decir. 



miércoles, 21 de abril de 2021

Sorteo primer aniversario "Mujeres de hojalata".


 Había que festejar, como se merece, el primer aniversario de mi novela y qué mejor manera de hacerlo que contar con mis tres nietos pequeños para dar los premios. Tres lectoras recibieron el obsequio de un excelente producto de belleza, Richezza, (ácido hialurónico). ¡Enhorabuena! y muchas gracias por vuestras reseñas. 

Gracias, Rocío


 Qué bonita la imagen que Rocío, nueve años y mucho arte para el dibujo, ha sabido plasmar de "Mujeres de hojalata". 

Gracias, joven artista, los que te conocemos, esperamos mucho de ti. También de esta saga Arrellano que llega al corazón y ahí se queda, buscando su lugar porque, todas somos Arrellano de una u otra forma. 

¿Cual es tu preferida?

viernes, 9 de abril de 2021

Te verán como te ves.


La imagen que los demás tendrán de ti, se corresponderá con la que se refleje en el espejo cuanto te mires en él. Si tú confías, ellos, tus clientes, también lo harán. Si tu actitud es positiva, probablemente recibirás su mejor cara. Si lo tuyo es el lamento y la excusa, no puede extrañarte que los clientes actúen de la misma manera contigo. 


 

Mis mujeres llegarán muy lejos.


 Olé y olé por mis Mujeres de hojalata, que se lo merecen y gracias a Miki SanVal por su reseña. 

La alegría del viernes


 Pues sí, para qué negarlo. Qué una amiga te diga que tu novela, "Mujeres de hojalata", ha sido publicada en la revista SEMANA, en estos tiempos de promoción cero, sin padrinos que avalen la calidad de la obra, siendo éste su mérito auténtico, caramba, pues gusta. 

Desde aquí, gracias a la persona que lleva la sección libros, que sepa que ha hecho feliz a una autora. Buen fin de semana tengáis todos. 

lunes, 29 de marzo de 2021

Semana Santa diferente


 Una vez asumido que ni playa ni viajes fuera de la Comunidad de Madrid toca este año en Semana Santa, disfruto de un excelente almuerzo, de sábado compartido con amigas afines, y divido el tiempo libre entre lectura, caminata en grupo y momentos de reflexión. 

Sin buscarlo, pero sabiéndome necesitada de empuje espiritual, viene en mi ayuda una frase de Mariam Williams que transmite sabiduría, fe y paz. Dice así: "Nacemos para manifestar la voluntad de Dios y su gloria, que habita en nosotros, no solo en unos pocos, si no en todos nosotros". Y me sentí reconfortada.   

El éxito es para los que confían en sí mismos

Antes de tomarme unos días de descanso, quiero anunciaron una sorpresa para mediados de abril. Un trabajo que he llevado a cabo gracias a la ayuda y colaboración de mis compañeros, y que espero os guste tanto como a nosotros nos ha satisfecho verlo convertido en realidad. Y por hoy, ahí lo dejo.

Atribuyen a Aristóteles la frase: "La felicidad es de los que se bastan a sí mismos". Le damos un nuevo giro y decimos: "El éxito es para los que confían en sí mismos".

De nada sirve mostrar una sonrisa aduladora, ni utilizar con los clientes un tono didáctico o empalagoso, que es el que nos sale, cuando pretendemos dar una imagen que no se corresponde con nuestra personalidad, y que por supuesto, el cliente detecta y rechaza.

El vendedor ha de ser, por encima de todo, él mismo en su mejor versión, y eso significa estar delante del cliente seguro, convencido de su habilidad, de su producto, de su trabajo, de su empresa, de sí mismo en todo momento y circunstancia. Cada día negro es una prueba de fortaleza que nos acerca a nuestros objetivos si somos capaces de convertirlo en el día luminoso que nos merecemos.
#vendedoresconalma
#novalgoparavender
#editorialobelisco
#queesvender
#vendedoresextraordinarios
#LaVenta


lunes, 22 de marzo de 2021


 Esta planta de hierbabuena tiene una bonita historia que se remonta a treinta años atrás.

Un día, me dio por visitar los barrios de mi niñez, por si seguían en pie las casas en las que vivieron mis abuelos y, en las que yo pasaba largas temporadas. Así llegué a las puertas de un patio, que en mi recuerdo era grande, misterioso, con unas escaleras que llevaban a ninguna parte y un pozo, con poca hondura, en el que se cayó mi hermano mayor y del que le liberaron mi madre y mi tía, ayudadas por la abuela Eloísa. Pero como este asunto da para otra historia, lo dejamos en este punto y seguimos con la que hoy nos ocupa. 

Entré en el patio sin puerta, igual que antaño y saludé a una vecina que tendía ropa. Me presenté, contándole mis recuerdos y, al mirar hacia el rincón en el que estaba la casa de mi abuela, vi que seguía allí la mata de hierbabuena, tal como la recordaba. De niña, me gustaba arrancar una hoja y llevarla pegada a la nariz. Le pedí a la buena mujer una rama de la planta olorosa y fue generosa al entregarme un ramillete con raíces. 

Al llegar a casa, las planté en el jardín y esas ramitas, en dos años, ocupaban más de dos metros de jardín, hasta el dormitorio entraba el olor a hierbabuena, incluso, me aficioné a usarla también para cocinar.  

Pasaron quince años o más y, ya viuda, cambié de casa, a otra también con jardín y allí se fue conmigo unas ramas de la planta familiar. Y de nuevo creció y se multiplicó. Cuando cambié la casa por un apartamento, regalé hortensias, tulipanes y otras flores a mis amigos, pero la hierbabuena se fue a la terraza de mi hijo mediano, también unas ramitas y ahí le costó más crecer pero aguantó lo suficiente para que al cabo de un tiempo, ya instalada y con tiestos en mi nuevo hogar, le pidiera una ramita, a ver si se adaptaba. Y se adaptó en unos meses, hasta que llegó Filomena y arrasó con toda las plantas que había en la terraza, salvo con una preciosa azucena que está floreciendo, y ya lo veis, con mi planta querida. Mirad que buena pinta muestra, pese al frío que ha hecho estos días. En ella está el espíritu de los que amé y se fueron yendo. Seguro que está conmigo hasta el final. 

miércoles, 3 de marzo de 2021


 Así estaba mi terraza antes de que Filomena arrasara con todas las plantas.

Tomo una frase de "Mujeres de hojalata" que me gustó escribir. ¿Qué te parece?:

"Decía la bisa con ese dramatismo tan suyo, que la idea de la muerte de las personas que amamos se sobrelleva, lo insoportable es su ausencia". 

 

Decidí sentarme al lado del ilustre Juan Ramón Jiménez, a ver si me ayudaba a concretar las influencias que inciden en los motivo de compra de los clientes. En "No algo para vender", dedico un capítulo a este asunto pero es bueno repasarlo de vez en cuando.  El sexo del cliente, la edad, su educación su gusto, sus costumbre, la moda en cada caso, entre otros, imprimen carácter a los motivos de compra. Un niño obviamente desea cosas distintas a las que prefieren sus padres. Los amantes de la lectura buscan libros y pueden pasarse una tarde ojeando estantes en una librería,  mientras que los deportistas se pírrian por los artículos que les permiten realizar su afición con más soltura, seguridad, belleza. Hay mujeres que se gastarían medio sueldo en productos de estética y vestuario, mientras que otras prefieren un homenaje gastronómico y así sucesivamente. Uno se compra un automóvil porque desea disponer de un medio rápido y cómodo de transporte mientras que otra persona busca el modelo que le aporte status y diferenciación. Y ahí entra la pericia del vendedor excelente, en reconocer con rapidez y acierto, lo que debe ofrecer a cada cliente. Y no me queda otra que repetir mi frase preferida que se resume en: escuchar y preguntar. 

Y después de soltarle toda esta parrafada a mi compañero de banco, le di las gracias por escucharme sin interrumpirme una sola vez y con "saludos a Platero", me despedí hasta otro día. 


Cada persona tiene motivos de compra diferentes

lunes, 1 de marzo de 2021



Un vendedor que transmite tranquilidad, confianza y seguridad, siempre será bien recibido. El cliente necesita, de igual forma, asesoramiento y comprensión. Espera de su comercial que le resuelva dudas y le ofrezca posibilidades reales de crecimiento en su negocio. Quiere ser tratado como si fuera único, el mejor. De la habilidad del vendedor depende que se sienta satisfecho o defraudado al finalizar la visita. 




 Si en febrero hablamos de libros, en marzo lo haremos de mujeres.

Apoyo el feminismo que busca igualdad, en todos los campos, entre hombres y mujeres. Y porque creo en ello, he practicado esa igualdad en mi pequeña empresa familiar desde el 9 abril de 1985. Mi sector: peluquería y estética profesional, está regentado mayoritariamente por mujeres. Pequeñas empresarias que a veces sacan adelante el negocio ellas solas, echándole muchas horas y muchos sacrificios. En otros casos, apoyándose en equipos formados también por mujeres, con horarios de trabajo muy difíciles de compaginar con la vida familiar y en la mayoría de los casos, sin ayudas oficiales. Durante la pandemia, ha sido uno de los sectores más castigados y, por la tarea que realizan, tendrían que estar consideradas como grupo preferente a la hora de las vacunaciones, aunque trabajan con máximas medidas de seguridad, y esto lo afirmo porque lo veo cada día, el riesgo de que ellas sean contagiadas es alto. Ahí lo dejo.
Lo que quería escribir hoy es que las mujeres nos ganamos nuestros derechos con preparación, talento, entusiasmo, unión y mucho trabajo. Me parece una barbaridad que se hable de celebrarse una manifestación el 8M. Es un riesgo, una temeridad reunir a tantas personas en un acto simbólico del que se puede prescindir.
He dicho al principio que este mes estará dedicado a la mujer, y lo haré a través de las que yo conozco. Por eso, publico la foto de Isabel, que a sus 98 años, sigue realizando preciosos trabajos en punto de cruz. Me emocionó el audio que recibí despidiéndose hasta su siguiente visita a estas tierras. Su mente es tan lúcida como bonita su piel. Ella sigue acicalándose cada día y que no le falten sus cremas. Una vida sacrificada, dura, difícil, como la de tantas mujeres que tuvieron que sacar, ellas solas, a los hijos y ¡vaya si lo consiguieron! A todas ellas mi agradecimiento y admiración.
En otra fotografía están mis compañeros, mujeres y hombres con una meta común. Mejorar nuestra atención al cliente cada día.
Y con la foto de mis abuelos, rindo homenaje a todas las mujeres que dejaron sus pueblos, a sus familias y, buscando un porvenir mejor, se instalaron en las capitales y allí crearon una nueva vida.
De esta forma, rindo también homenaje a mis Mujeres de hojalata, en la que todas estamos representadas.